Levanten la mano cuántas se han sentido así?…

La primera semana es por lejos la más larga de todas …Si hasta respirar cuesta sobre todo cuando no has movido tu cuerpo en años, pero tranquilas esto es normal…

Si comienzas el lunes  por ahí por el martes o miércoles ya estas sufriendo cuando pasan los minutos y se acerca esa hora de entrenar, sudas sin ni siquiera comenzar…Es ahí donde debes recordar porque seguiste este camino, hacia donde quieres ir…

Busca motivación como un buen playlist  y sin lugar a dudas ir lento pero seguro… te dices a ti misma “trotare 5 min y caminare 10”, recuerda que estamos comenzando y no preparándonos para el Iron man de Pucon…

Es obvio que te canses porque te estás adaptando a tu cuerpo a una nueva actividad ya sea trabajar, estudiar o entrenar y en ninguno de los tres casos está permitido abandonar…

La perseverancia es clave en esto, darle duro porque más temprano que tarde tu cuerpo se adaptará a la actividad física, te aseguro que tu cuerpo va a rendir…

Así que si estás comenzando y te sientes como la segunda imagen deja esas frases de lado y sigue sin dar pie atrás!!!