Se han dado cuenta como solemos relacionar el hambre con las emociones …

—->Estamos tristes queremos chocolates…
—->Queremos celebrar algo, vamos a comer y obvio con algún traguito…

Después vienen los ratos de ocio. Netflix pareciera tener convenio con una empresa de cabritas y papas fritas ya que parece imposible ver alguna serie si no es picoteando.

Ni hablar de cuando estamos aburridas es como que el refrigerador nos estuviese llamando …
Pero tranquilas que a casi todas nos pasa, ya que al comer nuestro cerebro secreta varias sustancias poderosas que producen placer (cómo la dopamina), debido a esto aunque no lo creas tu cerebro buscará cualquier oportunidad para motivarte a comer  esos alimentos que producen placer. Sin ir mas lejos, el simple hecho de pensar en ese alimento o en su sabor hará que el cerebro tenga una sensación placentera.

Ahora NO LE VAYAMOS A ECHAR LA CULPA AL CEREBRO!!!

El tema es que las cosas se complican cuando tu cerebro asocia este alimento o simplemente el hecho de comer con una emoción, por lo tanto hay que cambiar esa rutina que te hace daño, por alguna otra que te genere la misma recompensa, pero que sea saludable como salir a caminar, leer, entrenar, etc…cambia la rutina de este hábito para lograr controlar el impulso de comer emocionalmente.

Siempre hay que comer pensando en nutrir nuestro cuerpo ya que jugar como te habrás dado cuenta vincular las emociones con los alimentos no es la mejor opción…

Ahora !!! Viene la gran pregunta!!! Que comer?? Carbohidratos de
Calidad y aumentar el consumo de tu proteína…

Quieres comenzar y no sabes cómo, escríbeme a Contacto@vivefit.cl
@maria_laguna_fitness Instagram