Cuántas más se dieron el tiempo este fin de semana para sacar la ropa de verano…

Es que en un año pueden pasar muchas cosas con nuestro cuerpo subir de peso, bajar de peso o estar iguales…la última opción es la más difícil  de todas pero se puede…Claro que se puede, manteniendo siempre una alimentación equilibrada y entrenando…formula ya repetida…

Lo más fácil es subir de peso, lamentablemente esto es así ya que tenemos la tentación de excesos por todos lados, comida rápida, snacks supuestamente saludables, falta de tiempo, etc…Pero lo malo es que no tiene relación alguna con los tiempos para bajar dichos excesos y es acá donde más nos equivocamos ya que erróneamente queremos bajar en un par de días lo que hemos ganado por meses…

Pero no quiero se la mala de la película, esa ropa que ya no queda igual perfectamente la podemos volver a usar, ahora bien la forma de lograrlo es teniendo una alimentación de calidad donde la proteína, los carbohidratos de calidad y las verduras son el eje principal …Ahora bien nada de esto será completo si no complementas esta nueva alimentación con una actividad física adecuada.

Créeme que en un par de semanas comenzarás a sentir distinto tu cuerpo y la ropa será uno de los primeros indicadores de que estás generando cambios en cosa de tiempo la sentirás más suelta, tal y como te quedaba antes o hasta más grande si logras un cambio definitivo de hábitos…

#vamosporeseveranosinropa